¿Perdiste el NORTE en tus finanzas?

130820_enfoque

 

Hace poco platicando con un amigo, me comentaba lo feliz que “ERA” en su nuevo empleo (porque ya no lo es). Ganaba el doble de su sueldo anterior, ahora si podía pagar las deudas que tenia arrastrando meses atrás. Todo suena hasta este punto muy bonito; el había conseguido ingresar a una compañía de mayor nombre, más dinero, nuevos compañeros de trabajo, mejor posición económica, social, laboral bla, bla, bla, bla.

No creo que haya sido una mala decisión el cambiar de empleo, incluso salía más temprano los viernes, pero pasó algo muy curioso, creo que muchos de nosotros hemos vivido lo siguiente:

Al cambiar de empleo a uno mejor, tuvo que hacer los siguientes cambios:

1.- Comprar su pase para entrar al segundo piso de la ciudad de México, su empleo estaba mucho más lejos.

2.- Gastar más dinero al mes en gasolina.

3.- Pasar más tiempo en su automóvil por el tráfico de la ciudad.

4.- Gastar en ropa ya que todos sus compañeros andan al último grito de la moda, por lo tanto el no podía quedarse atrás.

5.- Gastar el doble de lo acostumbrado en comidas diarias, lógicamente no podía ir a la fonda de la cual estaba acostumbrado a comer en su empleo anterior.

6.- Gastaba más en el estacionamiento de su automóvil.

7.- Algo que también me di cuenta es que ahora los lugares que frecuenta son más caros, sus nuevos “Amigos” van a lugares más exclusivos, por lo tanto; no puede ser tachado como un aburrido antisocial.

El no podía dejar pasar la oportunidad de su vida, se había esforzado tanto en llegar a esa posición. Esta decisión le permitiría vivir mejor y también poder pagar sus tarjetas de crédito las cuales excedían los 100 mil pesos.

Desafortunadamente se adapto a su nuevo estilo de vida, nuevos amigos, nuevas cuentas, cambio de armario, cambio de zapatos, cambio de look, etcetera, etcetera.

…………………………………………..¿En donde he escuchado esta triste historia?

Ahora ya no debe 100 mil pesos en sus tarjetas, después de unos meses debe mas de 120 mil pesos y las cuentas van en aumento, además ya no duerme como lo solía hacer. Me comento el día que platicamos que no sabe a donde se le va su dinero, tampoco sabia que hacer a estas alturas.

¿Cuál crees que sea el problema?, ¿Conseguir un mejor empleo?, ¿Hablarle a sus nuevos amigos?, ¿Comer en un mejor restaurante?

Perder el enfoque de las cosas es la que a veces te hace tomar decisiones que no son las correctas. Si tu objetivo es pagar las tarjetas de crédito, por lo tanto enfócate en pagarlas. No importa el sacrificio que tengas que hacer si tienes muy claro tu objetivo.

Desgraciadamente muchos pensamos que su única solución es que consiga un aumento de sueldo y así pagar las cuentas que tiene pendientes. La realidad es que lo ÚNICO que va a conseguir al tener un aumento de sueldo son más DEUDAS.

…………………………… ¿no lo crees?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>